Buscar
  • Ana Paola Medina B.

PLAYA JUAN DE DIOS

FELIZ AÑOOO!!!!

Se que me había demorado en aparecer por aquí, pero no quería que se acabara Enero sin darles un saludo de Feliz año a mis lectores :). Y desearles de todo corazón solo cosas bonitas.

Bueno ahora si para empezar, les cuento que en Diciembre para los que no me siguen en mi canal de youtube, nos fuimos a Colombia a pasar nuestras vacaciones y las fiestas navideñas. Y digo nos fuimos porque no me fui sola, mi esposo que era el que más antojos tenía de ir a Colombia, pues me acompañó, y es a veces parecer que el fuera más Colombiano que yo jajaja. El hecho es que estuvimos unos días compartiendo con mi familia que me alegró el corazón enormemente de volverlos a ver, ya que hace exactamente un año no los veía. Y con más emoción aun porque mi hermano y la novia tuvieron un bebe HERMOSO (así que me estoy estrenando como tía).

Después de pasar la feria de Cali y todo su alboroto, teníamos ganas de ir a pasar unos días tranquilos al ladito del mar, y a la idea se nos unió mi tía Maye. Pero que delicia de paseo. Se me ocurrió la grandiosa idea de llevar a mi esposo (Pascal) al pacífico Colombiano, que por su nombre, no hay lugar donde yo encuentre más paz que en ese pedacito de mar <3. El hecho es que me puse desde Suiza a leer y a preguntar que tanto me podían recomendar un lugar llamado JUAN DE DIOS, que hasta ese momento no era mucho lo que había escuchado, para ser más honesta, me deje llevar por dos fuentes que me lo recomendaron pero 100%, como un plan "guerrero" como dijo mi amiga Marce.

Pues sin más cuentos, le dije a Pascal sobre la idea y el sin titubear y como siempre me sigue en lo que se me ocurre, me dijo que sí. Ese hombre no se arrepiente de haberme seguido la corriente, y hasta hoy cuenta con gran alegría y curiosidad sus anécdotas.

Quiero aclararles que tengo un video en mi canal de youtube mostrando los paisajes tan hermosos de este lugar, pero si quieres saber un poco más sigue leyendo.

Pues fue el 30 de diciembre que nos montamos a la aventura, y con la tristeza de mi abuela que aunque había saltado el charco para irlos a ver, no iba a pasar año nuevo con ellos, pero pues, volvería en 3 días para pasar otros dos con ellos (yo sé es deprimente), pero así fue, nos fuimos el 30 de diciembre, bien madrugados, en compañía de mi tía Maye, quien se gestionó lo del transporte. Viajamos en un carro particular, que la verdad no sale muy caro y el trayecto se hace bien cómodo, salimos de Cali, como a las 6:30 de la mañana y a eso de las 10:30 ya estábamos en Buenaventura, si mal no recuerdo.

Yo lo tenía ya todo listo y pago desde Suiza, que es algo que me parece excelente del lugar. Te pones en contacto con su encargado (El Sr. Marco) directamente por su página web: www.playajuandedios.com. Aquí puedes contactar al Sr. Marco, que ya sea por medio de correo electrónico o telefónico, el te dará toda la información que necesitas para llegar hasta allá, incluyendo una lista de los artículos que necesitarás como quien dice, para sobrevivir en la playa. Digo sobrevivir, porque como mi amiga Marce mencionó que el plan era guerrero, y es que se refiere que, en la playa no vas a encontrar agua potable osea que tienes que llevar tu agua, suficiente para los días que quieres permanecer allá, también debes llevar tu linterna, y una buena si es posible, ya que en la oscuridad de la noche, solo te acompaña eso y velas, que nosotros llevamos un paquete de velas pero en el bohío donde nos instalamos, ellos no habían dejado suficientes. Otra cosa que es importante que tengas al alcance es una bateria para cargar tu celular, si no quieres alejarte del mundo como nosotros lo hicimos, la verdad es que no llevamos celulares entonces no necesitábamos par cargar, pero mi tía si llevaba su celular, así que mi bateria le sirvió muchísimo ya que la electricidad por esos lados está vetada, porque la idea de la reserva es no alterar el ecosistema de ninguna manera, es por esta razón que solo cuenta con un baño en la casa principal que está ubicada cerca a la playa y muy lejos de nuestro bohio. Cuenta con letrinas para hacer tus necesidades en la mitad de la selva :), a mi esposo eso le resultó fascinante, yo la verdad nunca la usé porque siempre que tenía ganas de ir al baño, estaba abajo en la playa entonces usaba el baño de la casa principal.

Cuando llegamos a Buenaventura, nos dirigimos al muelle turístico y preguntamos por la persona que el Sr. Marco nos había indicado por correo electrónico, esta persona era la encargada de entregarnos los tiquétes de la lancha que nos llevaría hasta Juan de Dios, estos tiquétes estan incluidos en la tarifa que pagas al hacer la reservación, el trayecto dura aprox 1 hora, y puede llegar a ser un poco movido, pero hay que disfrutar de la belleza de ese paisaje.




Cuando llegas a la playa, te encuentras con un paisaje increíble, rodeada de peña y árboles, como sacada de una película, de esas donde la gente suele naufragar, es que es así su encanto que te quieres quedar perdido por allá. Bueno en esos días pasamos de todo, sol, lluvia, luna gigante que iluminaba la playa. Hacíamos fogatas en las noches, compartimos tiempo con muy pocas personas, pero que se te hicieron tan familiares y fue una maravillosa experiencia conocer gente tan fácilmente y reírte como si los conocieras desde hace años, pero es que las horas de la comida te daba para eso. Porque lo que pagas por la reserva también incluye las tres comidas que son a horas específicas, esto te lo aclaran al momento de llegar a la playa, pero si es muy recomendable que lleves mecato para estar comiendo entre comidas, ya que no hay un lugar donde comprar, solo venden coco y cocadas, y entonces se sientan todos en un comedor compartido y comes pescado todo el día todos los días (delicioso), si es que yo no comía pescado así desde hace literal, años. Bajábamos temprano en la mañana para alcanzar a desayunar, el resto del sueño lo seguías en la playa, y entonces bajamos con todo lo que necesitábamos para el día porque intentábamos volver a subir al bohío lo más mínimo posible, ya que el trayecto es un poco largo, fangoso por las lluvias por la mitad de la selva, entonces cuando volvíamos ya era a eso de las 10 u 11 de la noche, con vela y linterna, eso sí el camino te lo aprendes porque está casi que marcado, entonces no hay pierde, pero para miedosos como yo, es mejor caminar por ahí en la noche con compañía.

Y llegó e 31 de diciembre y todos con la expectativa de que íbamos a tomar, eso había Ron, Tomaseca, Viche, Curao, Vino, mejor dicho para todos los paladares y exigencias. Estábamos esperando todos en la fogata que se hicieran las 12 para celebrar, ahí a la orilla del mar, al lado de la fogata y para mí fue tan fácil y delicioso, sentir que era 31 de diciembre, el último día del año 2017 que tantas cosas me dejo, y saber que no había dedicado días pensando a ver que me ponía ese día, ni gastado dinero en ropa para estrenar, ni horas arreglándome o maquillándome para festejar, que no estaba acompañada de toda mi familia, pero que con esas personas me sentía como en familia, fue una sensación extraña pero deliciosa, que lo único que podía hacer en esos momento era agradecerle al todo poderoso, que sabía que mi familia estaba bien, que por más lejos que este, se que no están solos, que me ha permitido vivir esa experiencia de sentir como se va el año en el lugar que más me gusta y es el mar, al lado de la persona que amo que se une a todas mis aventuras. Y entonces de la nada, aparecieron unas chispitas mariposas jajajaja que es como le digo yo, y esa gente se enloqueció tomando fotos, nos divertimos y el 2018 llegó con una energía super recargada.

Después de las 12 cayó una tormenta que si la cuento no me creen, pero los rayos nos iban a caer en la casa donde estábamos durmiendo, me alcancé a asustar mi buen rato, hasta que por fin se alejaron pero llovió toda la noche.

La verdad es que este lugar lo recomiendo muchísimo si eres quien está buscando escapar del caos por unos días, sin importar si hay que salirse de su zona de confort por unos días, es una experiencia que vale la pena vivir.


VIDEOS :


Parte 1



Parte 2



Aquí les dejo la página de Juan de Dios para que puedan comunicarse directamente

https://playajuandedios.com/tarifas-y-reservas/


Besos.

Ana P.


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo